Niños boquiabiertos disfrutan de la Cabalgata  casareña

Noticias

[su_carousel source=”media: 2747,2748,2749,2750,2751,2752,2753,2754,2755,2756,2757,2758,2759,2760,2761,2762,2763,2764,2765,2766,2767″ limit=”22″ link=”image” width=”520″ height=”300″ items=”1″ pages=”yes” autoplay=”3000″]

Desde los más pequeños de la casa hasta los mayores han salido a las calles de El Casar a recibir a Sus Majestades Los Reyes Magos de Oriente.

Subidos en su colorida y luminosa carroza,  y flanqueados por una comitiva y por atractivas y divertidas carrozas ocupadas por niñas y niños de distintas edades, llenas también de colorido y confeccionadas tanto por el Ayuntamiento como por asociaciones o particulares, Melchor, Gaspar y Baltasar han protagonizado un desfile cargado de sonrisas de pequeños boquiabiertos y padres ilusionados, de luces de todo tipo, música navideña por parte de la banda,  malabarismos de títeres y con antorchas, y miles de caramelos a repartir entre el público asistentes.

Una cabalgata que se iniciaba con luz natural y el frío justo y que concluía a las puertas de la Plaza del Auditorio con la adoración al niño por parte de Sus Majestades.

El desfile fue seguido por cientos de vecinos que abarrotaron todo el recorrido en una jornada de noche despejada. Un recorrido en el que la colocación de vallas este año se ha realizado con toda la intencionalidad del mundo, evitar que los más pequeños se acercarán demasiado a las carrozas para recoger los caramelos que desde ellas se lanzaban con el fin de evitar cualquier posible percance.

Más de mil raciones de roscón y chocolate gratis

La jornada de Reyes concluía con el reparto, de manos de los propios concejales del Ayuntamiento, entre ellos el propio alcalde, Pablo Sanz, de cientos de porciones de roscón de reyes, exactamente algo más de un millar, así como chocolate caliente gratis entre los cientos de casareños desplazados hasta la Plaza del Auditorio una vez concluida allí mismo la Cabalgata.

Una gran fila de cientos de personas de todas las edades fue desfilando por la Plaza del Auditorio y acercándose a las mesas allí instaladas para tomar una porción –o varias porciones incluso- de los roscones y un vaso de chocolate gratis, invitación a cargo de la empresa Inditec y también gracias a la labor desinteresada de uno de los participantes en el taller La Olla, Juan Carlos Martín, así como varios de los miembros del Equipo de Gobierno, que encargados personalmente de la distribución del roscón y el chocolate.

Desde el Ayuntamiento se quiere agradecer de manera especial la colaboración a todas aquellas personas que han colaborado en este acto, en especial a Protección Civil y Policía Local.