La Dirección General de carreteras de la Comunidad de Madrid se compromete con el Ayto. de El Casar a tomar medidas para reducir la siniestralidad en la M-117

Noticias

Algunas de las medidas a corto plazo que se están estudiando serían la reducción de la velocidad a 70 km/h, la prohibición de adelantar, mejoras en el firme en el último kilometro, el refuerzo de la señalización de las paradas de autobús o la instalación de bandas transversales de alerta en algunas zonas. A medio plazo (3 años), y supeditado al preceptivo informe de medio ambiente, también se contemplarían la creación de arcenes.

La alcaldesa de El Casar, María José Valle y el Teniente de Alcalde, Javier Bule,, junto con los representantes de la plataforma M-117, mantuvieron una reunión de trabajo con el Director General de carreteras de la Comunidad de Madrid, Francisco Javier Abajo, y su equipo el pasado 4 de febrero en la propia Dirección de carreteras localizada en la calle Orense de Madrid. El motivo de este encuentro fue la búsqueda de soluciones a la elevada siniestralidad de la M-117, que cada día soporta el tránsito de casi 11.000 vehículos. Durante la reunión, se logró el compromiso del ente responsable de la vía de poner en marcha un estudio informativo para que “se inicien los trámites pertinentes con la inclusión de un informe medioambiental y sus condicionantes, y así, dar solución en un plazo estimado de unos 3 años a los problemas de siniestralidad esta vía”, según señaló Francisco Javier Abajo, Director general de Carreteras.

Fruto de la reunión del día 4, el pasado lunes, 17 de febrero, el propio Director General junto con su equipo se acercaron a conocer en persona la problemática particular de la M-117, posteriormente, se mantuvo una nueva reunión en el Ayuntamiento de El Casar con Javier Bule, teniente de Alcalde, diferentes concejales y con los representantes de la plataforma M-117. Allí se volvieron a comentar las distintas opciones posibles e inmediatas que contemplan desde Madrid para la mejora de la siniestralidad así como también las posibles medidas a medio plazo (3 años) como son la creación de unos arcenes, todo ello ligado a la licitación del estudio y al visto bueno de medio ambiente, al discurrir la M-117 por una zona de especial protección para las aves.